En la ruta de la internacionalización

La internacionalización puede entenderse como el proceso de integrar la dimensión internacional, intercultural o global en productos y servicios. Para abordar este tema, conversamos con el Dr. Fernando Vera, Fundador y CEO de la Red Internacional de Investigadores en Educación (REDIIE).

Fernando, sabemos que tu doctorado, con mención internacional te ha ocupado gran parte de tu agenda ¿Cómo haces para gestionar tu tiempo?Efectivamente, en mi doctorado por la Universidad del País Vasco, estoy trabajando a tiempo completo y con una perspectiva internacional. Lo interesante es que al dirigir un red internacional de investigadores, gran parte de mi trabajo fluye, de manera natural, pues es lo hacemos en nuestra red. Por otro lado, actualmente, no dependo de ninguna organización, salvo la propia que fundé. Por tanto, gestiono mi tiempo, de manera autónoma y según mis propias motivaciones y requerimientos emergentes. Este sentido de alta autorregulación me ha permitido cumplir eficazmente con toda mi agenda. Ahora bien, como tele-trabajo, a nivel internacional, muchas veces he tenido que sacrificar descansos e incluso días libres para gestionar asesorías o bien coordinar video-conferencias con colegas de diversas partes del mundo. A veces, he tenido diferencias horarias desde dos y hasta seis horas. También he sacrificado días festivos, pues nuestros feriados no tienen nada que ver con el calendario de otros países. Como ves, he tenido que adaptarme. Pero, ojo, también me dejo tiempo para no hacer nada. Creo que lo llaman Niksen en Holanda.

En la práctica, ¿has tenido que dejar algo para asumir nuevos proyectos? ¿Podrías darme algún ejemplo?

Buena pregunta. Si el proyecto se inscribe dentro de mis competencias, lo asumo. Si tengo que trabajar horas extras, lo hago. De hecho, he acompañado tesis y realizado coaching, desde el extranjero. Lo que pasa es que, estratégicamente, vinculo todo lo que hago con mis ecosistemas de aprendizaje, procurando tributar a mi trabajo de tesis doctoral. Aplico aquello del anytime-anywhere a mi praxis. Por ejemplo, los congresos internacionales que hemos organizado desde REDIIE y que podrían perfectamente transmitirse desde cualquier rincón del mundo, me han permitido profundizar ciertos temas e incrementar mi nivel de internacionalización. Creo que manejo bien mis tajadas de tiempo o time slices. Como resultado, no sólo he crecido personal y profesionalmente, en estos dos años tan complejo, también  mi ecosistema de investigación ha ido al alza y, de paso, han surgido invitaciones para charlas, a nivel internacional.

¿Qué actividades profesionales normalmente realizas en REDIIE?

En REDIIE tenemos una agenda muy entretenida, con actividades, tales como, congresos internacionales, video-conferencias con colaboradores de diversas partes del mundo, charlas especializadas, webinars abiertos y cerrados y, últimamente, análisis de modelos educativos de IES latinoamericanas, desde la megatendencias emergentes, el benchmarking y mi experiencia internacional. Además, dirijo la Revista Transformar, una revista científica del Grupo Transformar, que también me demanda algunas tajadas de tiempo.  En todo caso, trato de vincular todo lo que hago, desde un enfoque sistémico y sostenible, muy en la línea de la Agenda 2030. En todas estas actividades, suelo transmitir siempre mis motivaciones, creencias y paradigmas.

Ya que mencionas la Agenda 2030, ¿qué opinas de las propuestas formativas en materia de sostenibilidad que hay en Chile?

En realidad, soy muy crítico, pero, constructivo y propositivo. Yendo a tu pregunta, la Agenda 2030 es una agenda transformadora global, a la cual subyace la sostenibilidad. Sin embargo, comparativamente, a nivel de grado o pregrado, como decimos en Chile, veo propuestas, poco florecientes, como dice el Dr. John R. Ehrenfeld , principal autoridad en “Sostenibilidad como florecimiento humano”, con quien hace poco realizamos un Webinar internacional sobre el tema. Bien, en la práctica, visualizo propuestas formativas, con un diseño curricular muy lineal y mecanicista, que, estimo, fragmenta la realidad. Por tanto, infiero que los diseñadores de esas propuestas formativas impregnaron en ellas sus propias creencias y paradigmas, pues no puede ser de otra forma. Uno siempre deja su huella en lo que crea. Contrario a las propuestas fragmentarias, tipo silos funcionales, en este y otros temas transversales, yo apuesto por un enfoque esencialmente sistémico. Como sabes, inscribo mi praxis en la teoría de sistemas; adscribo al liderazgo transformacional y apalanco el life-long learning, como paradigma transformador de aquí y, quizás, hasta los próximos 30 años. En otras palabras, uno no puede ir por la vida, levantando proyectos en el vacío. Por ética, necesitamos una paraguas paradigmático, debajo del cual cobijarnos y desde el cual construir propuestas coherentes y sintonizadas con los nuevos tiempos.

Cabe destacar que Fernando Vera es Doctor en Ciencias de la Educación; Master en Administración y Gestión Educación; Master en Currículum y Evaluación; Master en Tecnología, Aprendizaje y Educación. Fundador y CEO de la Red Internacional de Investigadores en Educación (REDIIE). Cuenta con estancias académicas en Zhejiang GongShang University (China), EduSoft (Israel), Universidad EAFIT (Colombia), Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Zamora (México) e Instituto Tecnológico de Jiquilpan (México), ambas IES pertenecientes al Tecnológico Nacional de México (TEcNM) – la institución tecnológica más grande de México y América Latina. Actualmente, doctorando con mención internacional por la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV-EHU), España.

Por Héctor Vargas, Noticias REDIIE

Marcar como favorito enlace permanente.

Comentarios cerrados.